jueves, 8 de julio de 2010

Tres y cuarto de la madrugada

No llegamos. Es un hecho.
Alejandro ya no es persona, es un guiñapo. Está durmiendo en el sofá. Yo he tenido la suerte de que me tocase el suelo, porque, como vísteis en el post anterior, ayer le tocó a él. Sí, es absurdo. Podríamos traer una cama, una de esas hinchables, la Restform de los anuncios, o irnos a casa, sin más. Pero es que la idea es no dormir, la idea es trabajar, y lo de dormir siempre resulta casual. Algo accidental, que no debería ocurrir, y por tanto no contemplado. Así desde hace días.
Yo no podía dormir. Como Harry Sónfor, el mítico compañero de blog que os recomiendo a la izquierda, sufro de insomnio. Son demasiadas cosas en la cabeza. Todo esto tiene un precio. Némesis va a por mí, como me decía mi hermano Javier. Hace mucho que no duermo bien, y mastico orfidales como chicles. Lo sabéis del rodaje. Ahora no tengo, porque se suponía que no íbamos a dormir, y así ha sido, efectivamente.
Alejandro descansará otros veinte o treinta minutos. No sé si despertarle a las tres y media, o a las cuatro. Mejor a las cuatro. También tiene problemas. Hace siglos que no ve a su mujer y a su hija Malena. Vive aquí, en montaje, desde hace meses. Su mujer, maravillosa, le quiere con locura, y le echa de menos. No digamos Malena. Ha llamado a casa para festejar el gol. ¿Has visto el gol? Decía.
El ambiente es apocalíptico en la calle, y francamente, no ayuda mucho. Las bocinas y los gritos se mezclan con el barullo de nuestra película formando una espesa crema de ruidos que termina enloqueciendo.
El montaje a marchas forzadas puede resultar inquietantemente neurasténico. Las tomas, las canciones y los diálogos se repiten una y otra vez como una pesadilla. Los fantasmas del rodaje surgen de sus tumbas.
Ha habido un momento en que Alejandro se ha quedado como paralizado, estático, inmóvil en un plano. Daba vueltas alrededor de él, como buscando algo. Hablaba de su mujer, de su hija, mientras intentaba encontrar el punto de corte. Hablaba de fútbol, de lo mucho que me quiere, de cómo he hundido su vida, todo al mismo tiempo. Su mente empezaba a disociarse, fragmentando las ideas como si su propio montaje mental se descompusiera suavemente. Hablaba de su pueblo, Necochea. Hablaba de su hermano Martin, que le aconsejaba dejarlo todo y dormir, ser una persona seria, dejar esta vida de planos y diálogos y músicas, y bocinas y fútbol y tres de la mañana. Alejandro no quiere, porque ésta es su vida.
Planos de Sancho. Contraplano. Plano de Sancho cámara B. Corto, medio. El travelling. La cámara al hombro de la tercera toma. ¿Dónde están los planos de la Canon? ¿No había rodado yo una reacción en el corto, por si no funcionaba el travelling? No. Es verdad, quería hacerlo, pero no pude. Espera, pásalo de nuevo. Hay una pausa. ¿Puedes quitarla? Sí, pasa al contra y pones el comienzo del diálogo sobre... Eso. Oye, ¿y si montamos primero el plano medio y así entra el inserto a la mitad y la cámara B, que no tiene foco, entra más tarde? No, prueba otra cosa. Hostia, se ha colgado. ¿habrá salvado? No veo a mi hija. No veo a mi mujer. Hay que llegar.
Alejandro se funde y yo le digo que se eche un ratito. Alejandro se tumba y ronca al instante. Alejandro es la persona más hermosa del mundo. Yo soy un miserable que le tortura, y él se deja, porque es su trabajo. Perdóname, ahora que duermes en el sofá. Perdona todas estas horas crueles lejos de tu familia, encerrado delante de un monitor, dando vueltas y vueltas a un estúpido plano. Son las cuatro. Dios, perdóname, amigo mío, porque voy a despertarte. Alejandro es un montador, yo soy un director y aquí no hay quien duerma.

16 comentarios:

  1. ¡Ánimo, Señora, el empujó final! Sé que es duro, pero como diría el Emperador Palpatine: ¡¡Tu plan maestro ya está prácticamente completo!!

    ResponderEliminar
  2. Estoy seguro que a los de la Mostra no les hará falta ver la película completa y acabada. Estoy convencido de que con lo que tienes ahí le sobrará al seleccionador más exigente. LE SOBRA. Ve lo que hay y sabe lo que falta. Trabaja como si tuvieras tiempo y enseña lo que has hecho. Nada más.
    Abrazo fuerte, ánimo
    Javi

    ResponderEliminar
  3. Ay, no se que decir..., que TODOS estamos espectorantes como dice DULCIBEA jejeje
    Mítica la proxima KaDeDe Blasfemita, fijo que a más tardar para el estreno querida SEÑO mon amur.

    Ese Alejandro el GRANDE, con la niña tan mona que tiene (ese mítico Goya moment) y sigue ahí a tu vera, fiel escudero, que ni Sancho Panza SEÑO.

    VENGA! como gritan los grandes como Villa y Rafa Nadal, que sólo os queda el último empujón, el último golpe de riñón como dicen los ciclistas.

    Muxus y Abrazus

    ResponderEliminar
  4. Javier tiene razón. Con lo que tienes ya debe valer y además no hay postpro de sonido ni SFX ni leches así que plano más plano menos... TERMINAD YA!!
    PD. Mira que no parar para ver el partido. Como se entere Garci.

    ResponderEliminar
  5. Animo Señora. Creo que vive un momento particularmente duro pero bonito a la vez. Aprovechelo. La melancolia es tan perversa que, en el futuro, recordaras esto como algo precioso. ¡A por ellos!

    ResponderEliminar
  6. Muchísimo ánimo. Seguro que esto es porque usted siempre quiere el balón y la muñeca al mismo tiempo. Si no fuese así, no le saldrían las películas como le salen.

    ResponderEliminar
  7. Qué gran texto Señora, si yo fuera Alejandro acabaría perdonándola después de esto

    ResponderEliminar
  8. Joder, qué pedazo de post, Señora Mayor. Vale bien estas semanas que nos ha tenido en vilo. Lo llena todo. Y me hace sentir culpable: yo, dirigiendo esta cafetería "cultural" que en realidad es una casa de locos, y además con mis compromisos por lo del festival y las otras movidas en las que nos metemos, a veces me quejo de falta de tiempo, aunque sea para esa chorrada que es dormir. Pero está claro que me quejo porque soy idiota. Después de leer lo que están pasando Alejandro y usted, si me vuelvo a quejar merezco que me den un martillazo en los huevos.

    ResponderEliminar
  9. Ay, esa Señora! Que no nos pasa la saliva por el gaznate, cuando leemos esas cosas!!! Pero QUÉ BIEN LO CUENTA USTED!!!

    Wendy, cuando veo tu dulzura lamento que no nos veamos más!

    Biel, tranquilo. Si te vuelves a quejar, yo misma te daré ese merecido martillazo. Ganas no me faltan! Pero cómo puede quejarse alguien que lleva la vidorra que llevas tú???

    Yo sólo lamento que el programa Matriuska (del libro de Biel Mestre) no exista de verdad, para poder vivir vidas infinitas haciendo en cada vida todo lo que me gusta, y metiendo cada una de esas vidas en la superior, haciendo que todas formen parte de mi memoria. Como cada muñeca rusa se mete en la muñeca más grande, formando al final todas ellas parte de la muñeca mayor!

    Un momento. ¿Y si no somos todos nosotros otra cosa sino matriuskas, viviendo para hacer que otros sean pequeños dioses irresponsables? ¿Tendremos cada uno un "yo" superior para el que trabajamos recopilando experiencias y dolor, y se aprovecha de ello mientras creemos que dormimos?

    ResponderEliminar
  10. Querida Señora Mayor,
    soy un cortometrajista que lleva 10 años pensando cine, soñando cine, viviendo cine. Y por primera vez en todo este tiempo creo estar realmente convencido de que no sirvo para esto. No porque crea que me falte talento, conceptos o ideas. Simplemente porque en mi pequeña escala de producción he sufrido todos y cada uno de esos momentos que tan crudamente cuentas este post. No sé si al terminar de leerlo he decidido tirar la toalla o resurgir con más fuerzas. Lo que si sé es que, tome la decisión que tome, seguiré pensando cine, soñando cine, viviendo cine. Qué putada más grande. Y qué grande es el cine, querida Señora Mayor. Suerte y mucha fuerza, por todos aquellos que nos rendiremos o que acabaremos en la jodida BBC.

    ResponderEliminar
  11. ¡Ánimo, Señora, ya casi lo tiene! Permítame hacerme el cansino repitiendo lo que dicen estos amigos aquí presentes: qué bien escribe usted. Y qué lástima que lo que provoque tan buenas letras sea tanto sufrimiento.



    Joana pol dijo...
    Un momento. ¿Y si no somos todos nosotros otra cosa sino matriuskas, viviendo para hacer que otros sean pequeños dioses irresponsables? ¿Tendremos cada uno un "yo" superior para el que trabajamos recopilando experiencias y dolor, y se aprovecha de ello mientras creemos que dormimos?

    Esa admiración tontuna que le has cogido al escritor ese empieza a preocuparme. Que la idea no es nueva. ¿Has visto, Joana, una película llamada EL NIVEL TRECE?

    A Wendy: Coincido con Joana, ojalá Vilafranca no estuviera tan "lejos" de Palma. Ahora que vamos a cometer nuestros crímenes en el Festival Park espero que, al menos con motivo del festival (última semana de octubre) te veamos.

    A Biel: Tiene razón Joana. No dudo que te falta tiempo, pero ¿tiempo para qué? ¿Para dormir? Porque no cabe duda de que sabes divertirte.

    A clubsilencio: A ti que sueñas cine y vives cine, como otros que aquí hemos conocido, ánimo también.

    A Juanjo, Toxic, Kike, Javi, Espellette, y a todos los que siguen al pie del cañón animando a la Señora, ¡arriba los pompones! Ya queda menos para ver ese peliculón que será BALADA TRISTE DE TROMPETA.

    ResponderEliminar
  12. Ay, mis DIMONIETS, yo también os 'tero' mucho. Y ahora que estoy mirando cochecillos de 2ª mano no "estaremos tan lejos" jejeje
    Por otro lado:

    en Octubre? ya?!! tan pronto?! Y EN EL FESTIVAL, YA-BA-DA-BA-DUUUUU !!!!

    Ey, contad conmigo ;D
    Si pudiese convercer a Xisco que hiciesemos ese concierto de Bandas Sonoras de Roque Baños (= muchas de la SEÑO, no?), un tipo encantador. A ver si consigo el DVD y se lo restriego al dire del coro jejeje

    A TOPE SEÑOOOOOOOOOOOOOOOOOOO !!

    ResponderEliminar
  13. vale ya de tanto dormir, hombre!
    venga a trabajar!

    ResponderEliminar
  14. ¡¡¡¡¡CONCIERTO DE BANDAS SONORAAAS DE ROQUE BAÑOOOOSSSS SERÍA GENIAAAAAAAL!!!!! Señora, así continuaría usted presente en nuestro festival, a través de algunas de las bandas sonoras de sus películas. Señora, muchos ánimos y aguante, que pronto podrá sacar la cabeza fuera de este mar de dificultades y aspirar una buena y merecida bocanada de aire.


    Yo sólo te conozco del blog de la Señora, Wendy, y de las fotos del festival, pero aparte de lo que me han dicho Joana y Biel que dicen lo maja que eres ya lo veo con tus mensajes de ánimo a la Señora. Sí, sí, el festival se adelanta un poquito este año, y crece a 7 días, empezará el sábado 23 y acabará el viernes 29, ambos inclusive (para tener el fin de semana siguiente sin compromisos de prensa ni televisión ni nada y hacer que nuestros invitados se enamoren de Mallorca).

    ResponderEliminar
  15. Jajajaja, Aventurero, qué malooooo!
    Ánimo, Señora bonita! Yo no entiendo de esas cosas, pero creo que debería hacer caso de Javier y de Harry y de Espellette y de los que le dicen que trabaje como si tuviera tiempo. Y también le envío un millón de abrazos (ya que no le puedo enviar un millón de euros, que si pudiera se los enviaba!)

    ResponderEliminar
  16. Ánimo Alex, ya queda poquito y estamos impacientes por verla. Todo saldrá bien.

    ResponderEliminar