jueves, 8 de abril de 2010

Ser wireless


Un fotograma de la película.

Perdón por no escribir. He empezado el montaje. La mudanza de la casa es un sindios, como todo. Los de Ikea no me han mandado las piezas de un mueble, y estoy pensando contratar a los Miami para que les rompan las piernas. El otro día perdí la razón, sacando las cajas de los estantes con mi dolor de espalda. Lo peor es ver a los técnicos mirándote, sonriendo. ¿Y si vuelvo armado con un AK-47, de esos que tenía en la película? Hay que pasar a mayores.

La academia strikes back, y me pilla hecho una braga sucia de señora mayor sudada por llevar el carrito de la compra lleno de latas de berberechos. Las noches son un cúmulo de aperturas de alcoholes, taninos y embriagueces múltiples con sus correspondientes resacas imposibles de sobrellevar. Sigo durmiendo poco, o nada, y se me nota. Los ojos rojos como tomates podridos. El otro día, en el ministerio, hablé con los funcionarios mientras se me salían las neuronas por las orejas, de un modo sutil, supurante. Alguien advirtió, seguro, que bajo mi asiento se formó un charquito de neuronas blandas, como una polución nocturna, pero ministerial.

Voy a hacer un videoclip con un amigo, en un par de días, sin preparar, a pelo, porque no hay tiempo. tengo que ir al médico. Mirarme la espalda, los dientes y los esfínteres. Nunca me he fijado, pero seguro que me han salido muchos esfínteres pequeñitos, al lado del principal, como un sarpullido de agujeritos morados e irritados. El cuerpo se organiza para solucionar problemas de espacio. Quizá la semana que viene. Ahora se acercan un par de festivales a los que debería asistir. Mi nueva casa es maravillosa, porque no hay nada, pero abriendo cajas y cajas la estoy estropeando. Debería tirarlo todo, tirarme a mi mismo, y comprarme nuevo, pero creo que estoy descatalogado, ya no queda mi modelo. No se fabrica, porque ahora se utilizan nuevos sistemas que no se cuelgan, que no dan problemas. Y mis adaptadores son pesados y llenos de cables.

LOS CABLES
El mundo de los cables, de conectar los aparatos, me enloquece, me enerva, me altera, me desquicia. Miles de cables que se quedan sin enchufar, otros miles que me faltan. Veo cables por todas partes, cargadores, cables y cargadores. Los cables, los adaptadores y los cargadores significan algo mucho más profundo. Son señales que me manda el Altísimo para que entienda que no puedo seguir así, que necesito liberarme de tanto cable, desconectarme, ser más wireless, o algo. Quiero ser wireless. Por favor, una vida wireless. Pero ya no se puede. No se puede.

18 comentarios:

  1. ¡Hombre Sr. De la Iglesia! Cuanto bueno verlo otra vez.

    O sea que entre miserias humanas de cables, cajas, mudanzas y videoclipes de salto mata.

    Muy bueno eso de que estas descatalogado y no te puedes cambiar. Yo últimamente pensaba en lo mismo. Muy bueno.

    Pues nada. ¡¡Quiero decir que nades!! Nada. Ya nos vemos.

    ResponderEliminar
  2. No se enrede usted con tanto cable, se tropiece, se caiga y tengamos una desgracia. Solo faltaría.

    ResponderEliminar
  3. Los cables ya han pasado a la historia para muchas cosas pero siguen siendo lo más fiable. Lo más fiable para tu espalda es acudir regularmente a un quiropráctico, tus dientes el dentista pero tus esfínteres te los dejo que elijas a quien quieras vistar...
    Rock on
    Phil

    ResponderEliminar
  4. El tío que decidió que no existiera el cargador universal, debe ser condenado por crímenes contra la humanidad.

    Cajas llenas de cosas, recuerdos y objetos a los que le tenemos aprecio... tienes razón, a veces no viene mal imaginar lo que Clooney comenta en una de sus conferencias en Up In The Air y llenar una mochila imaginaria con todas esas cosas para entender si las necesitamos realmente o no.

    Mucho ánimo señora, y cuídese de los berberechos y funcionarios. No los confunda, que estos últimos, indigestan de lo lindo.

    ResponderEliminar
  5. Saludos señora!!!
    Que tal si intenta hacer yoga!!...para la espalda y la paciencia con los cables...
    Piense, la verdad Ser Wereless seria como ser invisible!!...(o.O)

    ResponderEliminar
  6. saludos!!!! yo me mude hace tres meses y le entiendo perfectamente... es un infierno, dos meses preparando y dos meses despreparando, y siempre hay cosas que no encuentras, que deben de estar en una dimension desconocida, porque la antigua casa esta vacia y la nueva completamente llena y desencajada.

    animo, paciencia y un buen fisio, tras cada mudanza hay que asistir al fisio para que te quite las contracturas y te devuelva a tu estado anterior a la mudanza.

    ResponderEliminar
  7. Cuidado que la cobertura falla mucho -muchísimo- en ese tipo de tecnología

    ResponderEliminar
  8. Alabado sea! que ganas tenía de una nueva entrada!!
    Ánimo y... por cierto, tengo curiosidad por saber qué hace Terele Pávez en la foto de abajo.

    :D

    ResponderEliminar
  9. Querida amiga insatisfecha, lo reconozco. Me encanta rebañar el morbo en sus miserias. No es que me alegre de lo desaliñados que andan últimamente sus asuntos pero, tiene Utd. mucha gracia contándolos.
    No nos ha dicho nada del montaje de Balada Triste de Trompeta. ¿Nos preocupamos o es que hoy le apetecía hablar de sus almorranas?. Yo me las miraría, últimamente le han dado mucho por culo y cuando no se lubrica, el ano se irrita. Mucho más si le han estado follando una manada de gorilas. ¿O eran elefantes?. La última vez que visité al proctólogo me dijo que "cada uno tiene que disfrutar de su ano como le de la gana". Y eso es lo que que debío hacer el señor chino ese, que hace unas semanas se lo encontró su hija medio muerto en el salón en un charco de sangre y con un calabin metido en el culo. La explicacion que le dió es que se estaba intentando suicidar.

    En fin, no deje de mirárselo aunque lo primero que le dirá el proctólogo es que deje de beberse el agua de los floreros y después le dirá que no sea tan fresca.

    La espalda, míresela tambíen coña. Haga el favor que le veo que termina doblado como una "coma". Se llama Ana, es fisio y osteópata y un angel con manos de demonio. Llámela y pidale una cita 699011415. Tiene la consulta por Iglesias.

    "Una vida wireless". Una "Balada wireless triste de trompeta". Que gran título, que gran eslogan para una campaña de publicidad. "Alex de la Iglesia es feliz porque disfruta de una vida wireless. ¿Y Utd?". Ala. ya se me empieza a ir la pinza. Digo incoherencias. Me voy a vida cableada. Buenas noches y sea Utd. feliz.

    ResponderEliminar
  10. Buenísimos y duchadísimos días !!

    Ay, mi SEÑO, no se puede convinar rodaje-mudanza-montaje, es ultra-críminal para el cuerpo y la mente, infra-humano, super-lativo..., ejem.

    Cuidesemé la espalda, es muy imporante, aunque parezca que no la usamos para nada, doy fe (en mi trabajo siento cómo me contracturo minuto a minuto, sentadita en mi silla de oficina, mientras sonríes mecánicamente al ingrato público - ayer atendimos a 200 personas entre 6 personas, aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaagghghghgh!!-).
    Bendito Pilates y bendita mi monitora, que me estira y recontraestira, planchando mi pobre espaldita!

    NO se me agobie con las cajas y los cables (conosco la sensasión de los cables, yo también quiero ser Wireless!!).

    Querida Amiga Insatisfecha (también me gusta como escribe nuestro amigo MANTRANA), sólo le permitimos que le agobie y un poquito, con las piezas de ese maravilloso puzle que es 'Balada Wireless de trompeta' jajajaja

    Muchos besos al señor Presi, a Carolina, a las peques y a Felipillo ;D

    ResponderEliminar
  11. Pues estoy hasta los webs del wireless de los coj#@$#, casi prefería el cable.

    ResponderEliminar
  12. Señoooo pobrecica ella! si es que, como dice Wendy, no se puede todo a la vez hombre... que si montaje, que si mudanza, que si videoclip. Yo iría cogiendo hora para un Spa y así te olvidas del mundo real aunque sea por un ratico.

    un beso gordooo

    ResponderEliminar
  13. Ay, no, mi querida Señora! Es verdad que el mundo es de lo wireless, para qué lo vamos a negar. Uno es tanto más libre cuanto más grande es aquello de lo que prescinde. Pero no quiera usted ser wireless! El mundo está lleno de seres wireless, sin ataduras y sin vergüenza, promiscuos en falsas sonrisas y falsas amistades. Los que no somos wireless sufrimos más porque los cables (léase lazos) nos atan a los demás. Los que somos wireless mantenemos los cables con discos duros obsoletos, historias pasadas y personas que quizá ya no deberían importarnos, con lo que recibimos a menudo inoportunos tirones desestabilizadores. Vamos por la vida arrastrando nuestros cables y todo el mundo tironea de ellos para llamar nuestra atención y (qué crueldad) enchufarse si pueden. Pero créame, a veces, entre tanto cable indeseable, puede llegarle algo bueno de vez en cuando. ¿Suena a consejo de zorra? (la zorra del cueeeeeento, la que se consuela diciendo "bah, están verdes").

    ResponderEliminar
  14. Te has liado... supongo que querías decir ..."los que NO somos wireless"...

    Señora, cuanto tiempo! En realidad no es mucho, pero se le echa tanto de menos que yo, realmente, ya tenia mono. mira por donde anfis tenia razón con lo de IKEA eh¿

    Tengo una curiosidad... usted es de las que gustan de tener jardin o prefieren sala de juegos? o sea, yo la imagino mas echando un billar con un amigo o un futbolin que arrancando malas hierbas o podando las hortensias, pero tambien da la sensacion de ser de las personas que agradecen poder salir al jardin a leer el periodico por las mañanas o echarse la siesta a la sombra de un arbol o pegar unos empujoncitos a las niñas en el columpio... claro que allá no es como en Mallorca no? quiero decir que para eso tienen parques y tal...

    bueno me voy a la camita que mañana hay que levantarse tempranito y por hoy ya ha habido suficiente fiesta...

    ResponderEliminar
  15. Que sorpresa ayer en el concierto homenaje a Antonio Vega! jaajajjaja

    ResponderEliminar
  16. Siempre puede usted buscar una purificación de las pasiones, una catarsis. Yo la encontré ayer con "Ciudad de Vida y Muerte", que probablemente ya la haya visto pero yo ya tengo ganas de volver a hacerlo (y de esta semana no pasa el volver al cine).

    P.D. No, no me pagan por hacer publicidad de la película. Aún no me ha salido cara de chino.

    ResponderEliminar
  17. ¿El tio del fotograma es "Henry Ian" aka "Desmond" de "PERDIDOS"??

    Es preciosos que aquí prácticamente cualquiera puede decir lo que le venga en gana.

    ResponderEliminar
  18. Ay Lolo! Es Antonio de la Torre!!!! :-) Es guapo, ¿eh?

    ResponderEliminar