martes, 15 de diciembre de 2009

La una de la mañana


Es la una de la mañana. Estoy sólo, en la ya clásica incertidumbre: Pornotube o escribir, y desgraciadamente termino mancillando la literatura. En el fondo da igual. Estamos hablando del mismo género, el Fantástico.

Soy feliz de vivir en el borde del abismo, o justo al lado, rozando el vello púbico del infierno con la nariz, oliendo su aroma intenso y apabullante, disfrutando del gozo acojonante del error, de elegir, ser libre, equivocarse y vivir a pierna suelta. Soy feliz en la tortura de la incertidumbre. Como los idiotas. Recomiendo efusivamente la canción de Patricio y Bob Esponja: "mis amigos idiotas". Tengo tanto miedo que se me ponen los pelos de punta. Me entran escalofríos sólo de pensarlo, como cuando te metías en el Astoria 2 a ver La matanza de Texas. O el Resplandor. Kubrick, ¿por qué nos has abandonado? Zarra, Panizo, Gaínza. Sí, los recuerdos son vino dulce, moscatel, mistela, pacharán. Dan una borrachera pesada y cabezona.

Todo esto lo digo desde la felicidad, probada a tragos largos y profundos, sin pensar que tiene que durar. No. la felicidad se bebe de un sorbo, con los morros apretados, derramando la mitad, a poder ser. Dios bendiga los lamparones, pero de eso ya hemos hablado. Odio las frases hechas, sobre todo si las ha hecho un tipo con jersey al hombro: sabido es que las cabezas nunca debieron ser cumplidamente amuebladas. Maldigo ese concepto, Dios me perdone.

Son la una y cuarto de la madrugada. El miedo es la almohada sobre la que acostaré mi cabeza. Abrazo con cariño la soledad de esta estúpida y maravillosa casita inverosímil en la que habito desde hace meses. Siento que yo no era yo, o más interesante aún: yo nunca he sido yo. Pensad en esa estela absurda que dejan los personajes en una patética escena de acción teenager. Somos lo que se desdibuja, porque el resto es una imagen ficticia, encubridora de la auténtica realidad: el rostro desenfocado, borroso, el confuso manchón de un retrato de Bacon. Y estoy orgulloso de ello. Me he dado cuenta. No más mentiras. Soy adolescentemente feliz.

15 comentarios:

  1. Señora presidenta: siempre he tenido la convicción de que era usted un hacha en eso de poner en blanco sobre negro las emociones más oscuras, y los sentimientos más inconfesables, del animal humano.

    Lo tengo ya presente desde hace unos años (aparte de ver sus películas, me he leído unas tres veces "Payasos en la lavadora") pero con las, aparentemente desesperadas, entradas de este blog no está haciendo otra cosa que confirmarme tal aseveración.

    Lo que ahora no tengo claro es si felicitarle por ello, o todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  2. Señora Mayor: Eres el/la más grande. Con Acción Mutante ganamos el mejor cineasta de la historia reciente española, pero perdimos al mejor escritor

    ResponderEliminar
  3. Menuda lavativa que va a ser Balada triste. Escupe Señora, escupe. Soltar lastre siempre es sano.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Lo del pornotube está pasado.
    Ahora lo que se lleva es el ZTOD.
    Googlea y dejate de calidades paupérrimas de pornotubes. Estoy convencido de que hay que escribir relajado. Todo sea por el bien del cine español.

    ResponderEliminar
  6. Oooh...blog nuevo!(tengo mucho por leer....) a ver si tengo tiempo y me pongo al día
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Lo sabía, SEÑO: 'eres un Goonie' !!
    Aunque eso ya lo sabía. Más bien eres uno de los líderes del grupo, más bien sip.

    Lo ves, las chicas han vuelto ;D

    ResponderEliminar
  8. Cada entrada gana en emotividad y visceralidad. Como dicen por ahí, nos hemos perdido un gran escritor (si no tenemos en cuenta los guiones).

    Me ha llegado especialmente lo del Astoria porque, si bien es muy probable que no te refieras al de Donostia, en mi corazón quiero pensar que sí, que hablas del cine en el que mi padre trabajó más de 20 años, el cine que visito prácticamente desde que nací.

    Y por "visito" quiero decir, evidentemente, visitaba, porque ahora hay un horrendo hotel en su lugar, aunque dadas las 4 estrellas imagino que su horripilancia será sólo exterior...

    Mi padre ahora trabaja en el "Príncipe", también en San Sebastián, y si bien no cierra las antiguas heridas, al menos ayuda a que no supuren, especialmente bilis.

    ResponderEliminar
  9. Toxic: 'nunca digas nunca', que 'todo es posible menos volver de la de la mueddte'.

    Aquí también teníamos un Astoria, y también feneció hace años y ahora es una cochina-sala-tragaperras...
    REcuerdo sus últimos estertores como Sala de Versión Original (por cierto SEÑO, la de la Bestia fue total, total, mencantaba veros a los dos desvariar en el mismo universo paralelo) y de cine "de autor". La última vez que fui llevé a dos amigos arrastrandoles por los pelos a ver 'Four Rooms' jejeje
    Nunca volvieron a cuestinar mis gustos cinéfilos :D

    ResponderEliminar
  10. ¿La una de la mañana?, en el Blog tiene puesta todavía la hora de Plutón, 15:55.

    ResponderEliminar
  11. Señora, ni pornotube ni leches.
    Si necesitas una buena selección avisa, que soy informático. Y ya sabes lo que dicen de los informáticos.... xD

    ResponderEliminar
  12. por cierto...jelou Blink ;D y demás amiguitos!

    ResponderEliminar